Tu mejor vendedor

Cambia de paradigma, deja de buscar empleo y busca una oportunidad para servirle a la empresa.

el poder de servir

En estos días he atendido a varias personas con problemas de desempleo. Situación que me es totalmente conocida, ya que yo misma antes de decidir ser empresaria, estuve al rededor de un año tratando de encontrar un empleo. No vamos a hablar en este espacio de todas las complicaciones, y desencantos que vivimos aquellos que aspiramos a ser empleados, sino nos enfocaremos a lo que generalmente dejamos fuera de nuestra vista. Solemos enfocarnos en buscar una vacante, y nos frustramos al no encontrarla.

Cambiemos nuestro paradigmas, y pensemos como si nosotros fuéramos un producto, que características tiene ese producto que pueda satisfacer la necesidad de un mercado. Cuáles son tus ventajas competitivas, es decir, identifica que capacidades, cualidades o habilidades tienes que sean escasas en el mercado laboral en el que te quieres desempeñar. Has un lista para que te sientas más seguro, y lo tengas identificado. Cómo venderás algo que no saben muy bien que ventajas tienen, ¿no crees?
Cuántos como tú existen en el mercado, qué tendrías que hacer para venderte de manera exitosa y desplazar a la competencia.
Has pensado si tu empaque es lo suficientemente atractivo, mírate al espejo como si fueras a una entrevista, ¿aparentas ser lo que eres o pareces otra tipo de profesional, tu ropa es adecuada para tu edad, profesión, complexión, personalidad y tez?
Tal vez tu empaque sea el correcto, pero has pensado que te estás exhibiendo en una vitrina incorrecta. Visita lo lugares donde puedas conocer o encontrar los contactos para el tipo de actividad que deseas realizar. No esperas a ver alguna vacante en el periódico o Internet, visita las empresas donde te gustaría laborar, muchas veces se desocupan vacantes y no las dan a conocer más que a los conocidos de la empresa o recomendados.
Analiza bien si quieres seguir  en lo mismo o te has dejado llevar por una inercia que no sabes cómo detener.
Cierra tus ojos y visualiza el trabajo de tus sueños, cómo te ves vestido, cómo es tu oficina, cómo son tus clientes que tipo de actividad desempeñas y entonces te darás cuenta si esa imagen coincide con lo que has venido haciendo los últimos años.
Algo importante, es saber que todo requiere un esfuerzo y sacrificio. Cuando visualices el trabajo de tus sueño piensa qué estarías dispuesto a sacrificar y qué no entra a negociación. Por ejemplo, tal vez quieras ganar muy bien y tener una oficina hermosa, con un puesto de jefe, pero no tienes la preparación para ser jefe, quieres tener tiempo libre para hacer otras cosas y no te gusta trabajar bajo presión. Entonces tendrías que pensar si vas a sacrificar alguna de estas cosas que te gustan por el trabajo o prefieres sacrificar el trabajo por lo que es más importante para ti.

Así que manos a la obra, escribe todo lo que te hace un buen producto, que debilidades tienes y qué hay que hacer para mejorarlas, que te daría un valor agregado como profesional y qué puertas tienes que tocar.

promo febrero 2

Anuncios

2 pensamientos en “Tu mejor vendedor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s