Problemas de comunicación

“Parece que nadie me entiende, doy una instrucción en el trabajo y se hace algo distinto,le digo algo a mi pareja y se ofende, hago un comentario en una reunión y nadie responde… ¡Parece que hablo otro idioma!”

Todos los días tenemos problemas de comunicación

Todos los días tenemos problemas de comunicación

Esta oración es tan solo algunas de las quejas más frecuentes que mis coachees me hacen durante las sesiones, cuando se trata de problemas de comunicación. Cuaando los escucho parece que están leyendo mi mente porque y misma  he vivido alguna de esas situaciones.

Cuando te explican el diagrama del proceso de la comunicación en la escuela básica parece todo tan sencillo: Emisor, mensaje,canal y receptor. La interferencia haciendo ruido por alguna parte de éste.

En la práctica, sabemos que esto es mucho más complicado. ¿Saben por que? Porque no sabemos escuchar.

Lo más importante de la comunicación es la escucha

Lo más importante de la comunicación es la escucha

Queremos ser escuchados

Pareciera que para lograr una buena comunicación solo tenemos que saber utilizar las palabras correctas, preparar el contexto y eliminar cualquier distracción que pueda interferir en el proceso.

Todo esto es correcto, pero lo más importante para lograr una mejor comunicación es: saber escuchar.

Escucha, no sólo oyendo, sino intentando entender a la otra persona desde su perspectiva de vida, desde el momento en el que vive, en clarificar qué es lo que verdaderamente te quiere decir. Conocer a tu interlocutor te indicará la pauta a seguir para que tu mensaje sea entendido, ya que deberás utilizar un lenguaje que logre impactar a quien te escucha.

Para escuchar activamente debes olvidarte de tus propios pensamientos, de tus prejuicios y de los paradigmas que tienes sobre la situación a tratar, es decir calla tu comunicación privada o interna.

Al escuchar no sólo debes poner atención a las palabras sino a las señales que recibes de tu interlocutor como su postura, gestos, ademanes, entre otros.

Cuando logremos escuchar mejor, seguramente nos escucharan mejor a nosotros. ¿Lo intentamos?

“Estoy, y eso ya es ganancia”

Cuántas veces hemos escuchado esta respuesta cuando saludamos a alguien y preguntamos cómo estás.

Todo cambio comienza con nosotros mismos, tu vida puede ser diferente.

Todo cambio comienza con nosotros mismos, tu vida puede ser diferente.

¿Estás viviendo conforme a lo que tu vida debería ser? ¿Tienes el trabajo que soñabas? ¿Tu familia es cómo te la imaginabas? ¿Qué piensas de ti cuando te ves al espejo?

Parecen preguntas fáciles de responder, pero cuando pensamos seriamente en ello, nos vendrán dudas o certezas que no esperábamos que surgieran. Y es que la vida la vivimos un día a la vez, pero como si tuviéramos miles de años por delante, sin mirar al pasado para evaluar sino para quejarnos por lo que dejamos ir, por los tiempos mejores. Miramos al futuro como si fuera muy lejano y como si las cosas llegaran a nosotros de manera espontánea.

El futuro se construye hoy, y lo que queremos que llegue tenemos que llamarlo a través de pequeñas metas que con la suma de ellas nos llevarán a ese final que creímos que era tan lejano de alcanzar.

Actívate hoy, deja la mentalidad mediocre, sí mediocre, de medianidad, de conformismo, de ni frío ni caliente.

¿Por dónde empezar? Reconociendo que quieres para tu vida, es decir cuáles son tus prioridades, para que crees que estás hecho, cuál es tu misión o propósito en este mundo. Segundo paso reconocer en qué nivel de satisfacción de tu vida te encuentras. Enlista que has hecho bien para encontrarte en ese nivel. Tercer paso, escribe que requieres hacer o qué requieres hacer de diferente manera para alcanzar ese nivel de vida que crees merecer. Ponte tiempos, metas alcanzables que puedas evaluar.

Un ejemplo: Quiero conocer Italia, por dónde comienzo, pues evaluando si tengo la economía necesaria para hacerlo, sino la tengo, entonces formulo un plan de acción para hacerme de esos recursos a través de actividades extras remuneradas, plan de ahorro, financiamiento, etcétera. Y qué tal si comienzo estudiando el idioma, pues un paso sería inscribirme a una escuela de idiomas. Eso puede ser verificado en corto plazo, sacar la cita para la inscripción. Y así todo lo que se me ocurra.

Escribe tus metas, pero también tus logros. Lleva un diario o una agenda de todo lo que te lleve a conseguir ese nivel de vida o meta que anhelas. Si quieres, comenta esos logros con gente que te aprecie, eso te ayudar a sentirte apoyado y respaldado en tus pequeños triunfos.

¡Así que manos a la obra! No se vale volver a quejarse de tener una mala relación de pareja si no hemos hecho nuestro plan de acción para mejorar la situación. Todo cambio comienza con nosotros mismos.

Te invito a enviarme tus dudas y comentarios a mi página en Facebook www.facebook.com/coachcidh.

Hasta la próxima entrega.

No culpes por sentirte triste

Diciembre es un mes que provoca emociones encontradas

Momento de reflexionar

Momento de reflexionar

Ya iniciamos el mes de diciembre que provoca sentimientos opuestos e intensos a la vez, a algunos nos gusta pero también nos provoca tristeza, nostalgia o soledad.

Uno de mis seguidores en Facebook  comenta que a pesar de que es un mes bonito por sus celebraciones, y por ser el mes de su cumpleaños desconoce por qué siempre se siente triste y nostálgico en esta temporada.

Otra persona, nos dijo que es un mes que le gusta mucho pero que sin trabajo ni dinero le resulta sumamente difícil poderlo disfrutar.

A diferencia de otros meses, el doceavo del calendario tiene  muchos significados independientemente del tema religioso o espiritual representa la culminación de un ciclo, la preparación para otro, la confirmación de muchas de las creencias que tenemos acerca del lugar que ocupamos en nuestra familia o sociedad.

¿Es normal sentirse triste en diciembre?

No debemos pelear con este tipo de sentimientos nostálgicos que nos agobian durante la temporada navideña, al contrario, debemos permitirnos el sentirlos sin que se prolongue demasiado o que interrumpa nuestras actividades normales. Es decir, no te sientas culpable por estar triste o melancólico, disfruta cada emoción pero no permitas que se vuelva algo patológico, demasiada tristeza se puede transformar en una depresión. En lugar de permitir que sea algo incapacitante, aprovecha esta situación para hacer algo en tu vida.

Transforma lo negativo en positivo, que sea una catapulta para avanzar en tu vida.

En la entrega pasada platicábamos como utilizar un hecho negativo para limpiar lo que te hace daño y estorba para mejorar tu vida.

En estos días, que esa nostalgia te muestre el camino que quieres emprender, analizar el por qué te sientes solo, fracasado, menospreciado o incompleto.

¿Qué te tiene en esta situación?

¿Qué te tiene en esta situación?

Qué de todo lo que te está pasando pudiste haberlo evitado, y qué no depende de ti. Si tu no tuviste nada que ver para esa situación entonces, libérate y sigue tu camino perfeccionando lo que pueda mejorarse. Si tuviste algo que ver, es una buena oportunidad para decidirte a hacer las cosas de manera diferente.

Si te sientes solo en esta época, tal vez se deba a que el resto del año no has cultivado tus relaciones, recuerda que la vida aplica la ley de la siembra y la cosecha, hay que dar todos los días algo para poder cosechar un día algo. No necesariamente tienes que estar en familia si no la tienes cerca, puedes elegir tu familia de amigos a partir de ahora.

Si  te sientes incompleto, reflexiona donde está lo que te falta, a lo mejor te das cuenta que no te falta nada y que simplemente estás buscando imposibles o sueños utópicos.

Si te consideras fracasado, evalúa lo que harás el próximo año para encaminar tus acciones, para hacer las cosas mejor y sentirte como quieres hacerlo. Estar en el lugar correcto, el momento correcto cuando llegue esa oportunidad que tanto anhelas.

Recuerda que no es obligación del ser humano estar siempre contento, también se vale sentirse triste, pero lo que no debemos permitir es vivir continuamente en esa tristeza opacando los momentos que vale la pena disfrutar y sobre todo valorar a al gente que si está contigo.

Mándanos tus preguntas o sugerencias sobre coaching de vida o mercadotecnia a nuestra página en facebook www.facebook.com/coachcidh

La líder que hay en ti

¿Puedo ser líder siendo ama de casa, cómo me convierto en líder en mi trabajo o en mi negocio?

Pregunta por nuestras promociones

Pregunta por nuestras promociones

 

Siempre por estas fechas se habla tanto de las mujeres en su día, de la liberación, de los derechos ganados, de sus luchas… como es costumbre en las celebraciones de este tipo, nos llegamos a saturar tanto, que ya no queremos saber del tema, mucho ruido y pocas nueces.

Así que ahora que me toca compartir con ustedes estas líneas, me preguntaba que giro darle al artículo sin leerme redundante y utópica como el resto de los discursos que se dan en la celebración del Día internacional de la Mujer.

Decidí hablar de las mujeres que no se dan cuenta de la influencia que tienen en los demás, de su papel de educadoras, guías y líderes.

Aquí quiero ser muy clara, no es lo mismo ser de influencia, que ser manipuladora, esto último es algo que debemos evitar y no confundir con el liderazgo, ya que como seguramente has de saber un líder es aquel que inspira y enseña con el ejemplo, que es capaz de hacer que los demás lo sigan convencidos que es la mejor opción.

Nuestra naturaleza es de liderazgo definitivamente, nuestros cerebros están diseñados para desarrollar habilidades importantes como facilidad de palabra, ser multi funcionales, expresar nuestros sentimientos sin problemas y a la vez entender las emociones del otro, nuestra creatividad para resolver problemas es sorprendente y  somos  buenas administradoras. Ni hablar de la bendición de poder cuidar un ser dentro de nosotras y guiarlo durante toda su vida.

Ahora ¿qué sucede al momento de salir al campo laboral? Muchas veces perdemos ese liderazgo porque competimos con quien no debemos competir, con los hombres. Entonces debemos emplear estrategias que  utilizamos naturalmente en el hogar y que nos ubican como la reina de la familia.

Debemos estar conscientes que un líder es quien sabe servir, quien predica con el ejemplo, quien inspira con su comportamiento, que logra cambios y beneficios para todos. Está a la cabeza y por eso tiene mayor responsabilidad de saber hacia dónde dirigir a sus seguidores.

Manos a la obra

Como primer ejercicio te digo mujer, identifica tus ventajas competitivas, es decir qué te hace diferente de los demás, que te hace mejor, qué te hace ser útil para la sociedad, tu empresa, tu familia…

Ya que estés segura de lo que te hace única y especial, comienza a pulir tu imagen, que lo que llevas por dentro sea visible a los demás. Diría un profesor de la Maestría, cacarea el huevo. Y no se trata de no ser humilde, al contrario, dicen que entre más suena la carreta es que está más vacía. Me refiero a que todas las señales que envíes sean congruentes con tu personalidad, actividad y metas. Si quieres ser una ejecutiva tienes que parecer ejecutiva. Que todos puedan notar cuál es tu liderazgo.

Como tercer punto, sé perseverante y paciente, si trates de influir en los demás de manera insistente y necia, lograrás todo lo contrario: la resistencia y la rebeldía.

Toma las riendas de tu vida

Toma las riendas de tu vida

El cuarto punto es ser sincera y servicial, tienes que saber escuchar y reconocer que los demás son diferentes a ti, así que si quieres impactar en ellos para que te sigan tienes que entenderlos, ayudarlos en verdad y ser la que dé el primer paso para que las cosas sean diferentes. La sinceridad es esencial, si solo quieres ayudar y servir para que te sigan, entonces ya no hay sinceridad, hay simulación, tienes que entender sus necesidades y características personales de cada quien y sacar lo mejor que hay en ellos, para impactar en sus vidas. En la parte del servicio, recuerda que hay que hacer las cosas con amor, si uno no sirve con amor, no sirve de nada. ¡Inténtalo!

Por último, nunca te canses de aprender, ya que eso te dará la oportunidad de ser una líder que constantemente tiene que compartir y enseñar. Sé humilde y pide ayuda cada vez que lo necesitas.

“Te ayudo a desarrollar ese líder que hay en ti, en marzo las dos primeras sesiones de coaching al 2 X 1” 

Gracias por todo

PicMonkey 2013

Viajes, emociones y logros.

Yo no olvido al año viejo porque me ha dejado cosas muy buenas: Mis papás y hermanos tienen salud, mi hijo ya esta en 3ro de secundaria y es un mejor estudiante, concluí mis estudios de inglés en la UJAT y mi maestría en la UNID, consolide amistades muy bonitas, seguimos trabajando en la obra de Dios con las mujeres solteras, inicié mi empresa de Coach Claudia Cid, en la radio me apoyaron para incluir reporteros, hacer la gira en centro y promocionarnos en otros medios, viajé a Campeche, Cancún, Veracruz y Chiapas. Logré adelgazar un poco…Así que bienvenido 2014 estoy segura que superará al 2013. Gracias a todos por estar presentes en esta página y a quienes están presenten en persona también. Declaro que todo lo que se propongan para este 2014 será cumplido si en verdad lo desean. FELIZ 2014. Con cariño Coach Claudia Cid.

PicMonkey Collage 2013b

grandes momentos con familiares y amigos

ESCUCHA TU INTUICIÓN

ESCUCHA TU INTUICIÓN

Sabemos oír, muy poco escuchar.

Abre tus oídos, escucha al mundo, intenta entender a los demás y ponerte en sus zapatos, no significa que cambies tu opinión, que los sigas o que estés de acuerdo, sólo intenta comprender, ver el mundo como lo ven ellos. Entonces tal vez resolvamos nuestras diferencias, dejemos de pelear y comencemos a ser tolerantes. Escuchar es tan difícil, aunque oír es fácil, pero no es imposible, es tan importante para que todo marche mejor, muchas veces solo escuchamos nuestra razones, otras nuestro corazón y muy poco nuestra intuición, que no es más que nuestro espíritu, es esa sabiduría que Dios nos da, que nos advierte de las cosas, que nos quiere corregir, que nos jala para tomar el mejor camino. Así que pongamos en práctica el ejercicio de escuchar, escuchar de verdad, con tu alma, tu corazón y tu espíritu llenos de amor y comprensión. IMAGEN CORTESÍA DE HORTENSIA VICTORIA.

Te tengo un chisme

Cuántas veces no hemos sucumbido a la tentación de escuchar algún chisme  o nosotros mismos hablamos mal, nos quejamos o juzgamos. Qué divertido enterarse de las debilidades o los errores de los demás. Es más entretenido que ir a un espectáculo, porque seguramente conocemos al protagonista. 
Image
Cuando hablamos mal de una persona, hablamos mucho peor de nosotros mismos, sin darnos cuenta. Así que el protagonista de un chisme, eres tu mismo, al ser quien lo comunica, lo promociona y se expone ante los demás. Es como tomar un veneno y esperar que le haga efecto al otro. ¿Por qué lo digo? Porque al referirnos negativamente o juzgando a otra persona, estamos hablando de lo que hay dentro de nosotros, estamos denotando de qué estamos hechos.
Una amiga decía que somos lo que comemos, en cierta forma es correcta esa afirmación, pero también lo es, somos lo que damos, lo que decimos, lo que desmostamos, lo que pensamos. No podemos dar lo que no tenemos. Como la historia del camión de basura, solo obtendrás lo que hay en él: basura. Y de igual forma de una carreta de flores, obtendremos flores.
Así pasa con nosotros, vemos la paja en el ojo ajeno, sin darnos cuenta de la viga que hay en nosotros, es decir criticamos un defecto o comportamiento de alguien y no nos damos cuenta que muy probablemente nosotros tenemos un comportamiento peor del que criticamos.
Es muy complicado esto, en muchas ocasiones he hecho el voto de no criticar, ni hablar mal de nadie y la verdad, siempre caigo. Es como el alcohólico, si sales con un grupo que acostumbra beber lo terminaras haciendo. Si sales con un grupo que suele hablar de la vida de los demás y ser prejuciosa, tu lo harás también. Pero para ser sincera, a veces yo soy la que inicio con el tema, y después me siento tan mal, porque cuando uno detecta un problema, como lo es iniciar un chisme. Entonces reconoces que tienes un problema y cuando rompes con ese compromiso contigo mismo, sabes que has hecho mal, que no es lo correcto.
Muchas veces no basta con la voluntad para dejar este tipo de prácticas, hay quienes hasta tenemos que pedir de ayuda sobrenatural (Dios) para que podamos controlar este mal hábito. Y al igual que en el adicto, un día a la vez, es decir, hoy no critico, y así cada día.
Dominio Propio

Dime de qué presumes y te diré de qué careces

Porque cuando una persona da un mal ejemplo, no necesita que nadie le ayude a promocionar su mal comportamiento, ese tipo de fama se extiende mucho más rápido que la buena fama. Así, que yo no quiero ser de las promotoras de la mala fama de alguien, lo contrario, si no voy a decir nada bueno de alguien, mejor me quedo callada. Bueno, esa es la intención, pero como ya dije antes, a veces se cae. Y que conste, que no sólo las mujeres somos chismosas o criticonas. Los hombres también, créanme, y si lo niegan, es porque están en la etapa de la negación, es mejor que comiencen a reconocerlo para combatirlo.
La próxima vez que intentemos hablar mal de alguien, mejor demos un vistazo interno, para revisar si nosotros somos perfectos, si nunca nos equivocamos, si nuestra vida es ideal. Como seguro que no es así, mejor guardemos silencio. Criticamos lo que tenemos en nosotros que nos molesta y al verlo en la otra persona es como el reflejo de un espejo, no lo vemos hasta que nos miramos en el reflejo.
Dediquemos más tiempo a mejorar nuestros hábitos, comportamiento, forma de hablar, etc… y menos a criticar a los demás.
Inténtalo una semana y cuéntame que resultados obtuviste o que tal difícil fue el reto. 

 

¿Por qué tener una misión de vida?

Diseña tu plan de vida, atrévete a soñar en grande, del tamaño de tus sueños será tu éxito.

Image

Cuando planeamos un viaje, nos imaginamos que tipo de actividades queremos hacer, donde nos vamos a alojar, que ropa llevaremos, que transporte nos llevará a ese lugar y que tipo de actividades podríamos realizar durante él. Cuánto dinero necesitaríamos, etc…

De igual manera nuestra vida es un viaje, estamos en ella sólo una vez, y es importante distinguir el camino que vamos a tomar, pero muchos de nosotros no sabemos hacia donde queremos llegar, o tal vez si, pero de manera muy general. Todos responden quiero ser feliz o quiere ser exitoso.

La felicidad y el éxito no es igual para todos. Por eso es importante redactar nuestro enunciado de misión de vida. pensar qué nos hace feliz, cómo nos percibe la gente, qué presupuesto estamos invirtiendo para ese recorrido y que herramientas hemos utilizado para caminar en esa vida, haciendo lo que hacemos ahora, vamos a llegar a ese destino soñado?

En mi caso, estudie Derecho, porque creí que no tenia más opciones, me deje llevar por la decisión de mi familia y yo misma creí que era una manera de ser útil a la sociedad, al paso del tiempo, me di cuenta que lo que me hacia feliz era trabajar en los medios de comunicación porque me daba la oportunidad de ayudar a las personas. Desde el primer año de mi licenciatura ya tenía un trabajo en un canal local de televisión, y eso fue hace casi 25 años.

Si mi idea era ayudar emocionalmente y ser una influencia positiva en los demás, lo pude haber hecho desde la tribuna del derecho pero decidí que no me gustaba el ambiente en el que se desenvuelven los abogados, el tener que enfrentarnos unos a otros no me agradaba, soy más del tipo conciliador, así que no iba a tener mucho éxito en esa carrera.

Muchas veces, estamos estudiando o trabajando cosas que no tienen que ver con nuestro sueño de vida, asi que es el momento de reflexionar y retomar el camino.

A continuación, les presento la segunda parte del cuestionario para elaborar el enunciado de misión de vida en cual fue tomado del libro 7 hábitos de la gente altamente efectiva de Franklin Covey.

Actividad 4
Preguntas de Evaluación


Las respuestas a estas preguntas le darán un excelente insumo para el enunciado de misión.

¿Cuáles son mis momentos de mayor felicidad y satisfacción?
¿Cuáles son las actividades de más valor para mí en mi vida personal?
¿Cuáles son las actividades de más valor para mí en mi vida profesional?
¿Cuáles son mis dones naturales, talentos, fortalezas y habilidades?
¿De qué manera puedo contribuir mejorar mi comunidad?

Actividad 5
Utiliza estas ideas para desarrollar el Enunciado de Misión Personal.

El enunciado de misión llega a ser un estándar personal, la base para tomar decisiones en medio de las circunstancias y emociones que afectan su vida.Los siguientes son ejemplos de enunciados de misión de otras personas para ayudarte a empezar el tuyo.

1.      Quiero usar mis talentos para mantener viva la esperanza y expresar mi visión con valor en palabras y acciones. En mi familia, quiero construir relaciones saludables y amorosas, en las cuales se permita a cada uno ser lo mejor que pueda. En el trabajo quiero establecer un ambiente de aprendizaje libre de culpas en el cual se aliente el deseo de crecer y ayudar a los demás a crecer. En el mundo; quiero alimentar el desarrollo de todas las formas de vida; en armonía con las leyes de la naturaleza.
2.      Actuar de manera que dé lo mejor de mí mismo a aquellos que son importantes para mí, especialmente cuando podría ser más fácil hacer lo contrario.
 
3.      Resolución-Mahatma Gandhi. Dejar que el primer acto de cada mañana sea para hacer la siguiente resolución del día: No temeré a nadie en la tierra, temeré sólo a Dios, no llevaré enfermedad a nadie, no me someteré a la injusticia de nadie, conquistare la mentira y la verdad. Y al resistir la mentira, acabaré con todo sufrimiento.
 
4.      Escala la Montaña: Me esforzaré por cumplir mis compromisos no solamente con otros, sino también conmigo mismo. Recordaré que para vivir verdaderamente, debo escalar la montaña hoy, ya que mañana puede ser muy tarde. Sé que otros pueden ver mi montaña como un cerro solamente, y aceptaré eso mismo. Seré  premiado por mis propios triunfos y victorias personales sin importar cuán pequeñas sean. Continuaré tomando mis propias decisiones y viviendo con ellas como siempre lo he hecho. No daré excusas o culparé a otros. Hasta donde sea posible, mantendré mi mente y cuerpo saludables y fuertes de manera que pueda escoger escalar la montaña. Ayudaré a otros lo mejor que pueda y agradecerá a quienes me ayudaron en el camino.
 
5.      Ser Humilde: Le doy gracias a Dios de alguna manera, todos los días. Creo en tratar a todas las personas con amabilidad y respeto. Creo saber lo que valgo y verdaderamente sé lo que quiero. Me comporto de acuerdo a mis valores y creencias. Quiero experimentar las pasiones de la vida con la pureza del amor de un niño, la dulzura y gozo de un amor joven, y el respeto y reverencia del amor maduro. Mis metas son alcanzar una posición de respeto y conocimiento, utilizar esa posición para ayudar a otros y tomar un rol activo en una organización de servicio público. Finalmente, ir a través de mi vida con una sonrisa en mis labios y a través de mis ojos.


¡Si lo quieres, lo puedes!

 Image