“Estoy, y eso ya es ganancia”

Cuántas veces hemos escuchado esta respuesta cuando saludamos a alguien y preguntamos cómo estás.

Todo cambio comienza con nosotros mismos, tu vida puede ser diferente.

Todo cambio comienza con nosotros mismos, tu vida puede ser diferente.

¿Estás viviendo conforme a lo que tu vida debería ser? ¿Tienes el trabajo que soñabas? ¿Tu familia es cómo te la imaginabas? ¿Qué piensas de ti cuando te ves al espejo?

Parecen preguntas fáciles de responder, pero cuando pensamos seriamente en ello, nos vendrán dudas o certezas que no esperábamos que surgieran. Y es que la vida la vivimos un día a la vez, pero como si tuviéramos miles de años por delante, sin mirar al pasado para evaluar sino para quejarnos por lo que dejamos ir, por los tiempos mejores. Miramos al futuro como si fuera muy lejano y como si las cosas llegaran a nosotros de manera espontánea.

El futuro se construye hoy, y lo que queremos que llegue tenemos que llamarlo a través de pequeñas metas que con la suma de ellas nos llevarán a ese final que creímos que era tan lejano de alcanzar.

Actívate hoy, deja la mentalidad mediocre, sí mediocre, de medianidad, de conformismo, de ni frío ni caliente.

¿Por dónde empezar? Reconociendo que quieres para tu vida, es decir cuáles son tus prioridades, para que crees que estás hecho, cuál es tu misión o propósito en este mundo. Segundo paso reconocer en qué nivel de satisfacción de tu vida te encuentras. Enlista que has hecho bien para encontrarte en ese nivel. Tercer paso, escribe que requieres hacer o qué requieres hacer de diferente manera para alcanzar ese nivel de vida que crees merecer. Ponte tiempos, metas alcanzables que puedas evaluar.

Un ejemplo: Quiero conocer Italia, por dónde comienzo, pues evaluando si tengo la economía necesaria para hacerlo, sino la tengo, entonces formulo un plan de acción para hacerme de esos recursos a través de actividades extras remuneradas, plan de ahorro, financiamiento, etcétera. Y qué tal si comienzo estudiando el idioma, pues un paso sería inscribirme a una escuela de idiomas. Eso puede ser verificado en corto plazo, sacar la cita para la inscripción. Y así todo lo que se me ocurra.

Escribe tus metas, pero también tus logros. Lleva un diario o una agenda de todo lo que te lleve a conseguir ese nivel de vida o meta que anhelas. Si quieres, comenta esos logros con gente que te aprecie, eso te ayudar a sentirte apoyado y respaldado en tus pequeños triunfos.

¡Así que manos a la obra! No se vale volver a quejarse de tener una mala relación de pareja si no hemos hecho nuestro plan de acción para mejorar la situación. Todo cambio comienza con nosotros mismos.

Te invito a enviarme tus dudas y comentarios a mi página en Facebook www.facebook.com/coachcidh.

Hasta la próxima entrega.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s