Es tiempo de agradecer

Comenzamos el último mes de año, excelente momento para evaluar  y dar gracias por todo lo vivido.     Image

Diciembre, último mes del año, es una época en la que los seres humanos nos sentimos más sensibles y emocionales. Ya sea por motivos religiosos, espirituales o por finalizar un ciclo de vida, es el momento ideal para aprovechar ese estado de ánimo para evaluarnos, para planificar, para rectificar o para seguir por el mismo camino.

Estos sentimientos muchas veces provocan tristeza en algunas personas, no es raro que en estos días repunten los casos de depresión aunque el ambiente sea festivo prácticamente desde el primer día del mes.

En lugar de dejar que la melancolía y los recuerdos nos lleven a ese rincón solitario en donde lamentamos las cosas que se han ido o las que no han llegado, les propongo algo diferente.

¿Cómo agradecer por lo desagradable?

Utiliza ese sentimiento estacional para AGRADECER por todo lo que tuviste durante el año. Bueno o malo, por que sabes que aun lo desagradable que nos pasa, nos enseña algo bueno. Pero me preguntarás, cómo voy a agradecer no haber tenido empleo en todo el año. Paciencia, más adelante veremos que ese periodo de carencia, de crisis, provocó que nuevas habilidades fueran descubiertas, que tuviéramos más tiempo para reflexionar, para atender a nuestras familias, para conocernos a nosotros mismo o para tomar energía y pensar si queremos seguir en la misma línea de trabajo. Cuántos burócratas despedidos se lamentaban de su situación, y posteriormente dieron gracias de haber sido liquidados ya que debido a eso descubrieron su habilidad como empresarios y hoy gozan de una independencia y prosperidad económica.

Seguramente recordarás ese novio que te costaba tanto olvidar, y hoy te das cuenta que tu mamá tenía razón, no era para ti,. de no ser por esa experiencia no estarías dónde estas hoy ni conocerías a las personas que hoy están contigo. Así que si te fue mal en el amor este año, también da gracias por ello.

Agradece también lo pequeño

Ahora viene la mejor parte, porque nos deja con un buen sabor de boca, es el postre de nuestro menú de reflexión decembrino: Agradece todo lo bueno que te ha pasado en el año. Tal vez no te des cuenta, y piensen que fue un año monótono, aburrido o igual a otro. Enfocate en todo, desde los detalles pequeño que hicieron tu día mejor, hasta las grandes cosas que te hicieron pensar que tu corazón se saldría de su lugar por la emoción.

Por ejemplo, yo doy gracias por tener un buen asistente que me prepara el mejor café de todos cada mañana, por que mi programa de radio creció en muchos aspectos, por que mi jefe es mi mejor amigo y este año se casa con una linda amiga mía, por tener una hermosa familia que se reúne todos los domingos a comer y disfrutar de cada uno, porque mis padres están vivos y con salud, por mi hijo que llena mis días de nuevos desafíos y grandes satisfacciones, por mis compañeros y maestros de la Maestría que hicieron mis sábados una experiencia única… y así, la verdad que pudiera escribir tres páginas para agradecer todo lo que he disfrutado este 2013.

 Image

Manos a la obra

Ahora que ya tienes una idea de cómo hacer tu lista de agradecimiento, manos a la obra, la puedes redactar en privado, compartir en tu página de Facebook, o hace tarjetitas personalizadas para que esa gente especial sepa lo agradable que hicieron tu año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s